miércoles, 16 de marzo de 2011

EL ENIGMA DE LOS NÚMEROS PRIMOS



A mi nunca me han gustado las matemáticas, no las entendía y eso me volvía loca, terrible!!!! Pero es que además en 2º de Bachillerato no aprobé ni un solo examen (ni un mero parcial, [reitero lo de terribleeeeee]). Me acuerdo que tuve un profe particular de “mates” que me repetía (para animarme cuando me tenía que enfrentar a los números, a fórmulas, problemas, a integrales, a trigonometría…) que las matemáticas es un lenguaje, consistente simplemente en leer, como si fuera la cosa más sencilla del mundo. Yo eso, la verdad, que nunca llegué a descubrirlo.

Por otro lado, siempre he admirado a la gente que hace carreras tales como matemáticas, ingenierías, química, física, arquitectura… Supongo (en parte) que es porque a mi siempre me ha resultado una súper complicación este mundo aparte de los números, pero es que, además, para mi este tipo de personas me resultan verdaderamente inteligentes y lógicas (y ojala hubiera servido para ello, porque si hubiera querido ser médico o crear fórmulas para hacer grandes perfumes, pues ya estoy limitada  para ello).
Y en hilo a lo que digo, es que las matemáticas, a más a más, son necesarias en la vida que vivimos (y nunca me lo había planteado): se empezaron a usar ya en la época de Egipto para medir los campos, pero es que además son aplicables para hacer edificios, para la música, para calcular longitudes (incluso la distancia de la tierra al sol de una forma súper fácil) para TODO, porque si nos fijamos bien todo lo que nos rodean son números: cuando miramos la hora, las fechas, los números de las calles, los teléfonos, las tallas de ropa y peso, en definitiva EVERYTHING!


Y hablando de los números, ya ni me acordaba de lo que era un número primo (los que sólo son divisibles entre 1 y entre ellos mismos) y me han intrigado (ahora) porque están rodeados de un gran enigma y, es que no se ha resuelto todavía una fórmula o regla para saber cuál es el número primo que sigue a un número cualquiera, y es que además, lo más jugoso, es que quien lo descubra tiene una suculenta recompensa económica. Eso es fantástico noooooo???
Bueno, aunque también van ofreciendo premios dinerarios a quien va descubriendo el número primo más largo del mundo, y de momento el que se ha descubierto lo conforman casi 10 millones de dígitos, casi nada.

Y por ahora ya nada más q contar.
CIAO


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada